Menú Cerrar

Neumonía

La neumonia es una inflamación aguda del pulmón. El inicio de la neumonía se caracteriza por un cuadro previo de catarro de las vías superiores (viral), con rinitis, fiebre o febrícula apareciendo posteriormente el compromiso de la vía respiratoria inferior (pulmones) con dificultad respiratoria y aumento de la frecuencia respiratoria.

Por su parte la neumonía bacteriana se caracteriza por un inicio repentino con fiebre, dificultad respiratoria, dolor en el torax y regular estado general del niño. Los gérmenes varían según la edad del niño. No es lo mismo una neumonía en un niño de 2 meses que en uno de 2 años o en un adolescente.

Síntomas y causas de la neumonía en niños

La mayoría de los casos son de causa infecciosa. Los microorganismos más comunes son los virus respiratorios entre los que se destacan el Virus Sincitial Respiratorio, el Adenovirus (más severo), etc.

A su vez existen otras causas infecciosas como las bacterianas menos frecuentes pero suelen ser más graves. Otro tipo de neumonía son las denominadas neumonías atípicas (producidas por Mycoplasma) que puede presentarse en aproximadamente 30% de los niños mayores de 5 años.

Tratamiento de la neumonia en niños

Se recomienda una buena hidratación del niño, el uso de broncodilatadores (dependiendo de la presencia de obstrucción bronquial), y determinados antibióticos que se  ajustan tanto en dosis como edad para su elección.

El uso de antitusivos no es recomendado ya que pueden cortar el reflejo de defensa que da la tos y empeorar el cuadro, al no toser no se eliminan las secreciones quedando retenidas y produciendo un factor más para empeorar la salud del niño.

Deje en manos del pediatra la elección del antibiótico a usar y nunca automedique un presunto proceso pulmonar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *