Menú Cerrar

Llevó solo 3 décadas…

Por el Dr. Miguel Angel Herrero (Médico Pediatra)

Corría el año 80 y allí estábamos atendiendo niños, en consultorio de hospital o particulares.
En esa época los pediatras veíamos chicos hasta 14 años (luego se extendió a 18 años).
Hoy, 28 años después, confieso haber vivido la evolución del hombre incorporándose y comprometiéndose en la crianza de sus hijos.
Las salas de esperas siempre con mamá y su pequeño hijo en la consulta pediatríca y por supuesto a casa a continuar su labor de madre, ama de casa y esposa.
El hombre era como la historia lo indica el proveedor de los recursos y el que debía imponer el castigo de acuerdo a la gravedad de la falta cometida, q mamá se encargaba de relatar ante la mirada aterrada del pequeño delincuente.
Era el momento de los reclamos y acusaciones que el juez debía sancionar.
Felizmente y poco a poco vimos incorporado al hombre, primero en la sala de espera donde aguardaba la salida de su esposa e hijo para ir a la farmacia y seguir proveyendo. Luego se animó a entrar al consultorio y con brazos cruzados y parada erguida y amenazante se convertía en el macho cuidador de su cría.
……Y por fin, se soltó.
Empezó preguntando de la enfermedad,  de los medicamentos y siguió animándose a desvestir y vestir a su pequeño hijo.
Finalmente, ir solo a la consulta por lo q hoy la sala de espera esta llena de chicos con su mamá o su papá o ambos.
Esta fue la evolución que llevó tres décadas para q por fin la madre se pudiera desarrollar como persona social, incorporada en el mundo laboral y del hogar y al hombre descubrir y disfrutar de ver crecer su pequeño hijo, ya no con el dedo acusador sino desde el amor y la comprensión.
Este pequeño relato llevó solo tres décadas . Salud por ello 🎊🎉🎈🥂

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *